Publicado por editorbfc - 12/08/2011

En verano nuestro cabello está más expuesto a las agresiones externas. El agua del mar, el cloro de las piscinas, el sudor, el sol, el viento, los aires acondicionados, etc. estropean nuestro pelo dejándolo áspero y sin brillo.

Al igual que hidratamos nuestra piel con cremas, es necesario que en verano también aportemos a nuestro cabello productos que eviten que se reseque.

Además, siempre que sea posible, debemos protegerlo de las inclemencias del tiempo. Así el uso de gorras está más que justificado en esta época del año.

A diferencia del invierno, en verano debemos lavarnos el pelo tanto como sea necesario para quitar los restos de arena, sal y cloro. Para que el remedio no sea peor que la enfermedad, utiliza champú de uso frecuente. Un truco, mezcla un poco de champú con agua y conseguirás que éste se menos agresivo

Después de bañarte tanto en el mar como en la piscina, enjuágate el pelo con abundante agua fría porque el cloro, la sal y la arena resecar el cabello.

Un cuidado especial necesitan las personas que llevan el pelo teñido porque el agua del mar y el sol hacen variar el color del cabello. Es conveniente utilizar entonces mascarillas y cremas protectoras para evitar estos problemas. Debemos utilizar champús con filtro solar, que se aplican como un jabón normal.

Si vas a teñirte, no lo hagas, espera al final del verano. De tenerlo que hacer, elige un tono más oscuro que el habitual, el cloro, la sal y el sol te lo aclararán.

En caso de tener que estar en un ambiente con aire acondicionado durante largos períodos de tiempo, utiliza un spray para humedecer el cabello.

Añadir comentario



Versión web