Publicado por editorbfc - 01/08/2011

Cambio de look

La aparición de canas, la rutina o un simple deseo de cambiar de imagen son buenos motivos para aplicarnos un tinte en el cabello.

A continuación tienes unos consejos para  realizar esta tarea con éxito.

Empecemos seleccionando el color del tinte. Lo primero que debemos tener en cuenta al seleccionar el color del tinte es que el modelo de no se corresponderá con el que obtendremos posteriormente en nuestro cabello. El resultado final dependerá de su pigmento natural.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tono de tu piel. No a todas las personas les favorece el mismo color de pelo. Algunas reglas a tener en cuenta son:

  • Los colores oscuros envejecen y endurecen las facciones
  • A las pieles claras les favorece cualquier color
  • Para la piel rosada mejor evitar los tonos rojizos

Existen tres tipos de tintes en función de su duración:Preparar el cabello

  • Temporales: Se utilizan habitualmente para cubrir las canas. La duración de un tinte temporal puede variar entre el primero y el quinto lavado.
  • Semitemporales: Su duración habitual está en las seis y ocho semanas. Son ideales para las personas que quieren cambiar a menudo de look o no están seguras con el color seleccionado.
  • Permanentes: Estos tintes penetran en la raíz del pelo con lo que depositan el color en la corteza. Contienen un oxidante, habitualmente peróxido de hidrógeno. Su período de duración puede llegar hasta los 40 lavados.

Utilizar tintes no es peligroso para la salud, pero sigue siempre las instrucciones del fabricante.

Añadir comentario



Versión web